7.21.2005

Odio las bodas

Come carne, pescado, entrante y postre con los ojos cerrados: ¡saben igual!
Baila con la madre de alguien a quien no conoces.
Hazte fotos con la familia de alguien.
Aguanta a alguien que no conoces borracho.
Vístete con ropa que no es para llevarla puesta.
Escucha lecciones sobre la vida de alguien que carece por completo de ella.
Sonríe. Hay mil cámaras a tu alrededor.
No pidas más de dos trozos de pan: no te los darán.

¡Y paga por todo ello el precio módico de una cena para tres!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Mmm...bodas!!
señor odiolitos, creo que se ha olvidado comentar en clímax, el momento cumbre, el éxtasis, el detonante para que una boda sea considerada como tal, y dependiendo, de su realización, sea catalogada de excelente, de magistral, de perfecta. Y esto no es otra cosa que el baile de los novios...EL VALS.(Del al. Walzer, de walzen, dar vueltas)

Spain is different, isn´t it?

elsenyor9

odiolitos dijo...

¡Ratas! ¡Así es, Senyor9!¡Había olvidado el momento más prefabricadamente romántico de todo un ritual lleno de romance de plástico!

Ése momento en el que el novio bacaleto modelo Andy y Lucas se convierte durante dos minutos en el príncipe azul, ése momento en el que las abuelas suspiran...

Muchas gracias por su corrección, Senyor9, su ayuda ha sido de gran ayuda.

odiolitos dijo...

¡Ratas! ¡Así es, Senyor9!¡Había olvidado el momento más prefabricadamente romántico de todo un ritual lleno de romance de plástico!

Ése momento en el que el novio bacaleto modelo Andy y Lucas se convierte durante dos minutos en el príncipe azul, ése momento en el que las abuelas suspiran...

Muchas gracias por su corrección, Senyor9, su ayuda ha sido de gran ayuda.

pab dijo...

Deberia darte verguenza. La sacrosanta institución del matrimonio lleva manteniendo a todo el sector de las casas de fotos y reporteros gráficos BBC durante décadas. Y qué decir de los pasteleros especializados en tartas tipo rascacielos/complejo residencial.
Y de Pronovias y demás. (Es obvio que, una vez metida en el tema, una novia quiera parecer "pro", y no amateur)
Por no decir de las iglesias, que por otra parte no tienen ningún ánimo de lucro (suficiente compensación es la satisfacción de saber que esas dos personas temerosas de dios piensan entregar su vida a la procreación no placentera y al pago de colegios religiosos). Evidentemente cobran algo para evitar el sonrojo de los novios, que temen estar aprovechandose de la casa del Señor...

En fin, a mi me encantan las bodas. Lo que me jode en sobremanera es tener que ir.

odiolitos dijo...

Oh, vaya, es cierto, las bodas, como las minas de sal, son uno de los motores económicos que no nos gusta ver, pero que no podemos desdeñar... ¡Cuántos titulados en carísimas escuelas de fotografía se quedarían sin sustento de no ser por esta alegre celebración!¡Cuántos floristas se verían obligados a trabajar únicamente el día de Todos los santos y el de
San Valentín!

En fin, tal vez deberíamos cambiar el nombre de este post por el de "Elogio de las bodas" ¿qué os parece?

jota dijo...

Te olvidaste de una cosa.

" LA TUNA "

¿Que sería de una boda sin "clavelitos"?

- SemiGabriella dijo...

Señor odiolitos... me he puesto a leer sus archivos viejos del principio al final (lo que hace la vida con una burócrata que no quiere hacer su trabajo porque igual si lo termina le darán más mierda que hacer)... y bueno... creo que ud me podria odiar facilmente.

Nunca he ido a una boda en Valencia, pero acá las bodas son muy divertidas. O lo son cuando menos en el mundo de las Gabriellas donde una se arregla para que le den pisto y comida gratis y no hay que pagar más que un tanto la incomodidad de los tacones.

Mi madre me regañaba cuando era mocosa; me decía que jamás odiara nada, que eso era del diablo. Imagino su cara si leyera todo ésto.

En fin. ¿Ya ves que alguien si leyó tus primeros posts?... Un año y medio después.

Algo es algo