8.02.2005

Odio la tecnología

Resulta que mi ordenador falleció hace una semana. Esto lo escribo desde un cibercafé, con el consecuente desembolso de dineros. En este tiempo he tenido mil ideas fantásticas. No lo suficiente para escribirlas en un papel y después volcarlas al ordenador, pero fantásticas al fin y al cabo... Y si mi ordenador no hubiera experimentado con sustancias ilegales, sin duda muchas de ellas estarían aquí. Tenía 23 emilios, y nunca antes me había considerado un tío popular (supongo que eso se lo tengo que agradecer)

Para más inri, he perdido el hilo del fantabuloso juego de Jedis y malotes espaciales al que estaba jugando. Bueno, ya sé que eso no tenía que ponerlo para seguir siendo cool, pero es la pura verdad.

Aunque tiene sus ventajas: he jugado más con mis gatas, he tocado más, he visto a mis amiguitos, he visto el sol... Y me he dado cuenta de lo chunguérrima que es esta vida de freak. Porque todos nos reímos de los freaks hasta que nos descubrimos en la piel de uno. Y no mola, ni es tan guay como la de los freaks de las revistas de tendencias, que en el fondo no son freaks, porque son aplaudidos por su condición, lo cual la anula de inmediato.

Y luego están los lugares comunes, como que si se te queda el móvil sin batería tiemblas, porque nadie podrá localizarte mientas cagas, y si se jode la tele la familia se da cuenta de que no tiene de qué hablar, y sin messenger no somos nada.

Así que propongo hacer el partido ludita de cibernautas. Supongo que quedaremos para planear nuestra revuelta por el messenger. La revolución no será televisada. La veremos por webcam.

4 comentarios:

LoBoKaLa dijo...

Huy Huy! Explikame mas concretamente ke le pasa a la ordeñadora mekanika y si te puedo hechar 1 hand lo hare enkantao!

Añademe al menssenger!

LOBOCALABUIG@hotmail.com

Pd.... el del videoclub... xDDDDDDDDDDDDDDDD

Anónimo dijo...

Curioso odio el de la tecnología.
Sobretodo para una persona que tiene un aparto para calentar el agua (para el té).jejejejeje...

A veces nos quejamos de cosas que nos hacen ser esclavos...mola, pero...nos dan una dosis de falsa libertad, de la cual no podemos desquitarnos. Por ejemplo, este blog mola (por lo menos a mi me mola...enhorabuena al señor odiolitos) y no sería posible sin esa tecnología. Yo curro todo el dia delante de una máquina y cosas como éstas hacen que el dia se me pase "más mejor".

Eso si, las cosas molan en su medida. Es como el alcohol, las drogas, e incluso la ducha. Ustedes se imaginan estar duchándose todo el dia cada 5 minutos...nuestra epidermis lo agradecería mucho, no?...

Es bonito, además, el arraigo tradicional de lo artesano. Pero cuando tienes que presentar un trabajo en media hora de un folleto, nadie se plantea en colocar las tipografías con "letraset". Pese a ello, en un mundo de contradicciones, crear una dependencia a la tecnología es lo que conierte todo en inhumano, es falso, en artificial (hablemos si queréis del típico freaky...que no tiene amigos y se pajea con las fotos de elsa pataky, y piensa que ya ha tenido un ligue...ok,ok, ok..un topicazo...aunque verídico, no?).

Pero bueno, si que es cierto que los cabrones nos crean una dependencia extra. Si hablamos del tema móviles. Si que es cierto...

En fin...¿es que acaso nos creimos alguna vez que éramos libres?...

Spain is different, isn´t it?

elsenyor9

odiolitos dijo...

Desde luego, no cabe duda alguna de que somos esclavos de estos cabrones: llevo dos semanas ya sin ordeñador, ¡¡y creo que me voy a morir!! Mis noches en vela se llenan de maullidos de gata y pelis hasta el amanecer, en lugar de odio y asco... Además, no poder matar marcianos me está poniendo malo.

Evidentemente, si la tecnología es un medio para hacer cosas que valgan la pena (no digo que éste sea el caso), es genial. El problema es que uno se hace vago: es increíble la pereza que me da ahora escribir mis odios en una libreta, medio arcaico donde los haya. Y el problema es ése, como ya ha dicho el Senyor9: que la tecnología facilita la producción, pero también la controla. Eso es también aplicable al asunto del té: sigo sin entender cómo la peña se calienta el agua en una olla. ¿No se queman al vertirla en el agua?¿Cuándo saben que el agua está hirviendo, si no hace ningún ruidito especial y reconfortante? Creo que por eso he vuelto al café full-time...

odiolitos dijo...

¡Oh, ,vaya, casi se me olvida! Primero de nada, gracias ,lobokala, por tu oferta: el caso es que el procesador está frito, y como en Agosto los transportistas no curran,, pues no llega uno nuevo para sustituirlo. Y como está en garantía, pues no es cosa de comprarlo en otro lado... En fin, eso, que una cosa que parece un cromo se tuerce sin que te dés cuenta se jode, y te deja en bragas.¡Arf!

Gracias de todos modos...