10.09.2005

Odio y oda a los heavies de barrio

Todos hemos conocido algún heavy de barrio. Mi querido hermano es (más o menos), heavy de barrio.

Son la única peña que queda en el mundo con camisetas de Manowar, Iron Maiden, Judas Priest, Kiss, Leño o Ñu. Como ya no se hacen camisetas de esa gente, las camisetas en cuestión suelen estar grises en vez de negras. Algunas tienen las mangas arrancadas, en cuyo caso demuestran al heavy- yevy en estado puro. Los pantalones apretados (los elásticos valen, pero no molan tanto) son otro requisito indispensable. Mucho han perdido la melena, sea por la edad, exigencias laborales, o por haber entrado en una orquesta.

Los heavies de barrio no se andan con guayeríos. Como dejaron de ser guays hace 15 años, el heavy que lo es hoy en día lo es de corazón. Aunque vaya con chandal del Valencia, tendrá un corazoncito de metal debajo. Y claro, como todas las demás tribus urbanas le parecen una panda de maricas, no juzga si tu flequillo es regular o no, o si tus converse son auténticas o happy luck.

Una conversación entre heavies de barrio es similar a una entre freaks del cómic. En vez de decir que La Masa es más fuerte que Superman, discuten sobre si el último disco de los Judas es metal verdadero o no. ¿Cuál es el metal verdadero? Imprescindible: solos (muchos), baterías gigantescas, voces demasiado agudas (y yo me quejaba de björk...), pelo largo, pie encima de un altavoz. Recomendable: tatuajes (tribales prohibidos), fuegos artificiales, Harley Davidsons, rubiez de bote, ser alemán.

Hoy en día, ser heavy de barrio es casi tan underground como ser mod o rockabilly, pero está mas desprestigiado. Y oye, tienen su mundillo. Aunque no aguantan ninguna mariconada de música que no sea metal verdadero (pero lloran con las baladas de heavies), y piensan que todos somos unos payasos, han aceptado que son minoría, y llegan a ser peña entrañable.

Se me han quedado muchas cosas en el tintero, que igual añado en los comentarios, porque los heavies de barrio dan para un estudio antropológico de cuidado... Admito sugerencias. Y a todos los heavies de barrio: por favor, no me peguéis si me veis por la calle, que sólo soy un popero sin flequi, sin gafas y sin actitud... Ya tengo bastante castigo conmigo mismo.

8 comentarios:

o'fucking-k dijo...

me gustaría añadir un fenómeno que se está dando en la actualidad y que es posible que incluso para lso heavies esté pasando desapercibido...


No se dan cuenta que de repente han pasado a ser de escoria a gente cool?. Porque claro ...a ver que grupo emo no lleva su camisetita de los Maiden o asegura haber flipado con los judas...

Que decir de coheed and cambria? esa pedazo banda de emocore progresivo con toques heavies?

El hecho en sí es curioso... si haces música death metal en noruega... eres un heavie chungo..pero si haces lo mismo y vives en orange county y llevas un flequillo wayon... entonces lo que eres es metal core y eres el amo del lugar...incluso las chatis arderan en deseos de succionarte el adn...

ves al cantas de lostprohets todo fibroso y mono y sale a cantar bien orgulloso con su camisetita de los Maiden...


ellos no lo saben... pero el heavy está de pseudo moda..... la cuestión es adoptar ciertas partes musicales..pero vestir bien...

me encanta como la gente intenta ser auténtica....

Sus dijo...

Es cierto, los heavies defienden más a su grupo que a su madre. Su amor por la música es extremo, lo llevan realmente dentro.

Su devoción es tal que llegan a grabar TODOS los discos que tienen originales sólo por miedo a que se les rallen. Pueden ser un puto desastre, pero sus discos los tendrán organizados a la perfección, hasta con señalizadores de colores.

No es bonito? A mí me lo parece...

LoBoKaLa dijo...

Te falto decir los historikos Gigatron in concert desde la Malvarrosa.

odiolitos dijo...

Vaya que sí... en un concierto de los Gigatrón con los míticos Playground, me dieron una ibanez hinchable super- molona(aunque luego iba tan ciego que la perdi...)

Y bueno, es cierto que muchos molonettis van ahora con sus camisetas de motorhead de Dolce & Gabbana, pero el heavy bueno de verdad se la compró en la tienda Tipo, en Harmony, o en el mercaíto.

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

A mi lo que me llama mucho la atención es que suelen llevar el pelo mucho más cuidado que yo...tan "heavies" y tan "porqueyolovalgo".

dogbert dijo...

Ná, lo más fuerte de todo es su habilidad para apreciar la música de Iron Maiden... Que no es moco de pavo, yo lo intenté varias veces cuando era joven y estaba en forma y no hubo manera

odiolitos dijo...

Hombre, es como todo... Yo, que nunca he sabido muy bien qué ser, le tuve cierto cariño a un disco (uno solo) de los Maiden (Fear of the dark), y unos cuantos de Metallica (antes de cortarse el pelo, por supuesto...), pero nunca supe ser heavy de veras. Hay que llevarlo en la sangre, como el ser flequi...

Horacio dijo...

¡Pero si es un retrato la mar de bonito! Me da que tú a los heavies de barrio no los odias.