1.04.2006

Odio el bricolaje

Hay algo de lo que estoy seguro desde hace tiempo: la hombría no se mide por el tamaño del pene, ni por la vellosidad corporal, ni por la capacidad amatoria. Se mide por la habilidad en el bricolaje.

Resulta que yo quería poner un trasto en la pared, uno de esos de los que cuelgas la guitarra cual jamón en bar de carretera. Para ello hacen falta:
1. Taladradora
2. Tres tacos del diámetro del agujero que hagas con la taladradora.
3. Un martillo para que el taco entre bien en la pared.
4. Tres tornillos un poco más pequeños que el taco, para que entren en el taco.
5. Algo que yo no tengo.

He tirado ya una caja entera de 20 tacos. He hecho seis agujeros. El último taco se me ha quedado clavado en la pared, que está desconchada por un martillazo mal dado. Otro de ésos me ha dejado un dedo más plano de lo normal. Estoy humillado y ofendido.

Porque ¿cuál es la dificultad real de hacer tres agujeros en una pared y meter cosas dentro? Las ardillas lo hacen. Los pájaros carpinteros lo hacen. Los Picapiedra lo hacían. ¿Por qué exactamente soy incapaz de hacer tres agujeros y poner tres tornillos dentro?

Creo que voy a ir a llorar al lavabo. Creo que voy a llamar a mi padre para que lo haga. O al padre de mi novia, que ya lo hizo una vez. Pobre hombre, saber que su hija está liada con un inepto de tal calibre…

14 comentarios:

pab dijo...

Internet es grande! Tuve el mismo problema...
Truquis de un músico torpe que se consiguió poner el mismo soporte de guitarra:
- Asegurate que tus brocas son para hormigón. Son las mas heavys, hay paredes que con las normales, ni a tiros. Son las que tienen en la punta unas aletitas.
- Antes de darle al gatillo, le propinas un golpe a la "culata" del taladro para que hunda un poquito en el lucido de la pared. Asi se encarrila mejor.
- Los tacos fischer (los grises que tienen como escamitas) si les das con un martillo te los cargas. Se meten con la manita, no hace falta que entren ajustados. Ellos mismos se abren cuando el tornillo les pasa por dentro. Lo importante es que cuando atornilles lo hagas sin empujar el tornillo hacia dentro, porque hundiras el taco.
- Si todo falla, y solo consigues poner 2 de los 3 tacos, no desesperes. Te garantizo que con 2 tacos el soporte aguanta una Stratocaster durante dos años. No me preguntes como he averiguado esto último...

Todo este vasto conocimiento lo he obtenido por prueba y error trufando las paredes de todos los pisos en los que he vivido con tacos que irremisiblemente han entrado a formar parte del edificio.

Afortunadamente algun bendito inventó esa maravilla disimulapifias llamada Aguaplast...

Suerte!

Sus dijo...

Jajajaja, muy bueno lo de las ardillas, pájaros carpinteros y los Picapiedra.

Con lo bonita que es la jardinería...

Suerte y cuidado con los dedos :)

aw.s dijo...

Llevas razón, yo soy un autentico desatre con eso, y a veces he intentado desarrollar mi creatividad y coger varias tablas abandonadas para crear algo, pero siempre acabo clavandome astillas..
Saludos, me rio mucho con tu blog, tus escritos son divertidos.

Surlaw dijo...

Yo sí lo conseguí, pero al cabo de un tiempo lo quité todo, avergonzado de exhibir algo que no tengo ni puta idea de cómo tocar.

Pistacho dijo...

Yo por eso evito el bricolaje, igual q hablar de fútbol y echar concursos de quién bebe más.

odiolitos dijo...

Pab y Surlaw, tenéis mi admiración más sincera por vuestra habilidad. Y bueno, decir que yo sé tocar es una manera de hablar...

Tengo una duda existencial...Si una strato que te ha costado un riñón cae al suelo en una habitación, ¿hace algún ruido?¿Algún ruido interesante, aparte de un crujido?¿Vuelve a hacer algún ruido después?

Una vez, una sóla, hablé de fútbol con mi carnicero. Me pregunto de qué equipo era, y cuando le dije que no me gustaba el futbol, me contestó "Bueno, da igual, así hablamos de algo" Y pasó a darme una charla la mar de educativa que ya he olvidado.

Descarto la jardinería por dos motivos: te ensucias, y vivo en un segundo sin terraza, así que el único vegetal de la casa está en la nevera o en el sofá viendo la tele.

odiolitos dijo...

¡Ah! ¡Y larga vida a la persona que creó el Aguaplast! Todos juntos: ¡Viva el Señor Plast! ¡Viva!

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

Viva!!!!!!!!!
jajajaj! da gracias que no has taladrado y te has encontrado con algún cable...te podías haber quedado frito...

Na, lo mejor es ser rubia...

Surlaw dijo...

Es que mis paredes son de pladur. Para paliar inconvenientes como la necesidad de aprender a hacerse pajas a 0 decibelios, hay ventajas como que los tacos de pladur son tan fáciles de meter como un puto tornillo tirafondos. Y si se meten bien, son más resistentes de lo que podría esperarse de algo que va sujeto a simle yeso.

Eso sí, creo que hay otros que son como una mariposa, pero yo aconsejo los de tornillo para todo aquel que tenga que colgar algo en una pared de pladur.

odiolitos dijo...

Ummm... Creo que lo de los tabiques de Pladur debe ser divertidísimo para "esos" momentos íntimos. Lo que pasa es que los míos deben ser de adamantium o algo así...

Prefiero pensar que en mis paredes sólo hay pared, que si encima me pongo enrvioso pensando en que podría toparme con un cable, me haré un piercing en la mano.

ipanema dijo...

Y encima, seguro que tienes la típica amiga listilla que te dice: "un clavo quita a otro clavo". Ja!

pab dijo...

He de confesartelo Litos: tus paredes son de Adamantium. Tu casa fue inicialmente proyectada por el profesor Xavier como celda para Lobezno en previsión de que los humanos crearamos una Ley Antitabaco y el pobre mutante peludo no pudiera fumarse sus habituales caliqueños y tuviera un ataque de rabia arañadora.
Afortunadamente para la humanidad Lobezno (como Mick Jagger, Iggy Pop y cualquier otra estrella mediatica de pasado tormentoso) ha descubierto la cienciología, la macrobiótica, los batidos multifruta y la gimasia pilates y ahora es mas soso que hecho a encargo.

Al fín me he librado de la carga de este secreto.
Aguaplast sea contigo, hermano.

Coolebra dijo...

Los jamones de carretera se cuelgan del techo con unos conillos de plástico en la punta inferior para que no gotee la grasilla en el cogote de los parroquianos. Vamos, que para qué tantos tacos??

odiolitos dijo...

Hombre, espero que mis guitarras no se pongan a supurar grasilla, o mis modelitos de rock star se quedarán hechos un asquito. Por si acaso, compraré un par de conitos de esos, y cuando se llenen los usaré para el caldo. Seguro que sale un cocido super rico.

Ya decía yo que el tipo bajito y peludo de la camisa hawaiana que me dio las llaves me resultaba familiar...