4.10.2006

Odio a Marlango

Woody Allen lo hace todos los lunes. Bruce Willis lo hacía con una pala y una armónica. Keanu Reeves lo hacía, y se hacía llamar Dognosequé. Ewan McGregor lo hizo. Nicole Kidman dicen que no. Barbra Streisand lo hacía, y nadie sabía qué se le daba mejor, si una cosa o la otra.

Algunos actores se meten de vez en cuando a hacer música. Contratan a alguien para que se ponga detrás de ellos, y así salen en la Rolling Stone además de en Fotogramas. O bueno, pues pasan el rato, que no hacen daño a nadie.

Pero vamos a ver: Bruce, Keanu y Woody se lo toman como hobby (el que no se lo toma directamente a coña: ¿tocar la pala en público?) A Ewan lo pillaron para un musical, y a fe mía que lo hace de cojones. Barbra es una diva, y lo que le dé la gana lo bordará. Pero Leonor, hija mía, ¿por qué?

El jazz es una música para tíos feos. Con poquita vida social (véase, el Woody) Y que los molones citan para quedar de intelectuales en el bar de Bellas Artes. Leonor dice que con sus chicos hace jazz. Y hala, a tooodos nos gusta el jazz, que es esa música para no oírla que ponen en los ascensores, y si le prestas atención, mira qué bonita es.

A mí Marlango me suena mejor en boca de los de la hora chanante que en la radio. Y su música es un rollo. Y en un solo, el guitarra se copió el riff de "Eleanor Rigby" de los Beatles, que no está mal, pero no queda muy bien con el rollito intelectual-de-los-40 que manejan. Y Leonor no es bilingüe, que se nota.

En fin, que el que quiera oír a alguien cantar suavecito, que se compre el de Carla Bruni. Y si quiere oír jazz cantado por una mujer, que se compre algo de Billie Holiday. Y si lo que quiere es escuchar a una estrella hacer el ganso, que se pille el CD (en caso de que exista) de Bruce Willis tocando blues con su pala, que seguro que tiene más risa.

14 comentarios:

Alberto dijo...

Hombre, cada uno puede hacer con su vida lo q quiera, pero aprovechar la fama de actriz para hacer un disco de diseño guay vestido de pseudo-intelectual da un poco de grima. Lo q mas me jode de Leonor son esos aires de superioridad que tiene, ese divismo con el q habla la colega. Y esa voz engolada q pone como diciendo mira q voz más negra q tengo. Puaj q asco. Y a todos los modernillos gafapasta, pijos sociatas y marujas almodovarianas veinteañeras les mola. Y luego se ríen de los heavys. O jevis, con j, q queda más campestre.

Beat Morello dijo...

Trust no band with a remarkable song name but, talkin' about familiar names, listen to Paul Auster's teenager offspring Sophie...

Nuala dijo...

It's a mad mad world
With every dizzy turn
It's a mad mad world
Watch out, you don't get burned...


Eso canta Juliette Lewis (& The Licks), que me gusta aunque sólo sea porque ha hecho unas cuantas versiones de PJ Harvey.

Hoy he recibido el último libro de Paul Auster, Brooklyn Follies, y se lo dedica a su hija Sophie.

odiolitos dijo...

Yikes!

Que la hija de un escritor monte una banda de rock y en vez de escribir sus propias eltras use poemas de ismbolistas es el colmo del pedanterío, ¿no?

Yo es que ahora mismo tengo mi propia relación amor-odio con Paul Auster. A lo mejor dentro de 5 años lo vuelvo a leer y me encanta de nuevo, pero ahora me aburre una barbaridad, todo el rato lo mismo...

angela dijo...

Mas quisieras tú tener la vida social de Woody Allen...jajajaja

Por cierto, he leido además el post de "odio a los vegetarianos estrictos"... Es increíble que después de un año de vegetariano, terminaras asi. Está claro que lo fuiste por comer "más ligero" o por ser muy guay y sentirte diferente (como todo tu blog, vaya), porque lo que se dice muy concienciado por los animales no te veo...

odiolitos dijo...

Hale, ya nos hemos enfadao...

Desde luego, si tuviera la ajetreada vida social del hombre de las gafas de pasta no me quedaría en casa escribiendo en un blog. Pero nunca he dicho que la tuviera, ojo...

Y bueno, si has leído hasta el vegetarianismo, habrás visto que, más o menos, odio todo lo que podría haberme gustado, pero no me acabó de cuajar.

Y claro que empecé mi blog para molar y ser el más guay de mi escalera. ¿No empezamos todos un blog por eso? Te invito a leerte mi segundo post, "Odio los blogs". El problema es que aún no he conseguido molar con el blog... Supongo que es el momento de pasarme al rollo macrobiótico-crudista, a ver si así...

Un saludete, Ángela, y gracias por meter caña, que se agradece de vez en cuando que le pinchen a uno.

Dr. Espinosa dijo...

No he escuchado su disco, pero tampoco tengo ninguna gana de hacerlo, hace poco lei una entrevista de la piba esa y me cayo muy mal, fíjese, en una sola entrevista. Hay que tener mérito.

Mvamdta dijo...

yo también odio a marlango. y a los guays a los q les gusta el jazz.

Jaimeee dijo...

Bueno, no termino de entender por qué no te gusta el jazz odiolitos, pero si lo que te molesta de verdad es la gente falsa que va a los bares a "hacer como que escucha" dilo claramente. Me dedico a la música y sé lo que estás pensando: No soy un cantautor frustrado ni un popero de estos de ahora que duran 3 añitos y p'alante. Estudio música clásica, y me gusta el jazz. Te puedo asegurar que existe gente que le gusta el jazz por quedar intelectual y fashion, y porque es lo que mola. Pero a los que nos gusta el jazz de verdad... no nos juzgues por favor. Me gusta mucho tu blog, pero hay cosas en las que deberías no ser tan tajante. Sé que no piensas así, pero para evitar comentarios contra ti deberías pensar un poquito más de qué manera lo escribes. Un saludo.

odiolitos dijo...

A ver, que nos hemos confundido... Yo no he dicho que odio a los que esuchan jazz: ha sido un lector. De hecho, he tocado el bajo en varias formaciones de jazz, y tengo mis preferencias y criterios dentro del género.

De hecho, lo que me repele de Marlango es eso: que de repente tienes aun montón de atontaos que no saben quién es Louis Armstrong (por poner referente súper conocido) diciendo lo cool que es el jazz, y entendiendo por jazz una música que no es sino música de ascensor "jazzificada" A mí el jazz me parece música culta y arriesgada, difícil de oír por definición, no un pianito y una trompeta haciendo el tonto sobre un charles sincopado.

Me alegro de que me hayas respondido en lugar de rechazar el blog de plano, y te lo agradezco sinceramente. Con respecto a lo de mi manera de expresarme, reconozco que me ha traído algún quebradero de cabeza últimamente, porque la gente se enfada enseguida.

Mi intención es hacer un blog humorístico. Para eso hace falta generalizar siempre un poco, y meterse un poco con la gente para que se pueda reír de sí misma. A veces me sale bien, a veces no tiene gracia y algunos se enfadan. Pero insisto en algo que dije un poco más arriba: preicsamente la mayoría de mis odios van contra las cosas que me han decepcionado, no contra las que no me gustan directamente, porque no suelo conocerlas... Vamos, que no habrá un "odio a la Oreja de Van Gogh" o un "odio a Raphael" (bueno, igual si me pilla corto de ideas...), porque ni sé ni me importa, y no puedo reírme de ello.

Bueno, después de aclaraciones, declaraciones de intenciones de lo más serias y rollazos varios, todo se queda en que gracias por leer, y aun más por escribir, que sé que a veces da una pereza...

Un abrazo

odiolitos dijo...

Y bueno, lo de "música para tíos feos..." es porque precisamente debe ser una de las músicas menos afectadas por el aspecto del músico, lejos del estrelleo y tal... Me doy cuenta al releerme que igual eso no se entiende como yo quisiera... En fin, que lo siento, no pretendo insultar a nadie (aunque lo parezca la mitad de las veces)

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

Plas, plas, plas.
Que razón...
En el EP3 ponía "te gustarán si te gusta TOM WAITS" y olé.

claradriel dijo...

Yo acabo de descubrir el jazz, que era una de las lagunas en mi incultura musical, y aún estoy orgasmando
Y si, eran una banda de tíos feos, pero yo me los hubiera llevado a la cama, oye.
Cuánto charm,a haha.

propagandhi dijo...

Romperé una lanza por Leonor, y por Marlango. Me gustan. Y mucho. Musicalmente hablando. Ale, ahora voy a poner el disco.

Por supesto, no tiene nada que ver con que me parezca una de los seres humanos más bellos del planeta que conozco. Especialmente, en vaqueros y con la coleta recogida. Ummm, ese cuello...

Perdón, lo siento, no sé que me ha pasado. Zen, zen, zeeennn, zentao