9.26.2006

Odio los trajes

Por motivos ajenos a mi voluntad (bueno, me pagaron), y tras evitarlo durante casi treinta añazos, la semana pasada me la pasé enfundado en un traje.

Un traje es como un chándal de tactel: es lo que uno se pone cuando no sabe qué ponerse, sólo cambia el relleno (sea camisa planchadita o camiseta de tirantes), y anula por completo toda personalidad de su portador. Uno se mete en un traje y deja de ser lo que era para ser un señor con traje. Te cambia hasta el porte: si el chandal te saca joroba y barriga hagas lo que hagas, el traje de pata de gallo te endereza la espalda, y hace necesario tirar de los camales para sentarse. Cualquier otra serie de posturas es impedida por cierto efecto corsé.

A cada cual, el traje le hace parecer una cosa concreta. En mi caso, con la barba y la nariz generosa, me convertía en un afable rabino de pelo amarillo. Sólo me faltaban los ricitos en las patillas.

Y sí, hay trajes "modernetes" de esos entallados que venden en Zara. Pero son un timo: no dejarás de parecer algo que no quieres. En vez de parecer un viajante de lámparas que babea frente a las azafatas en las ferias, te hará parecer un comercial garrulo de lámparas, que se cree que las azafatas le miran con deseo.

Y te hacen sudar. Y la sisa te tira. Y si te agachas, se te mete el pantalón en la raja del culo y parece una carpeta.

En fin, eso es todo. ¡Por suerte no tuve que llevar corbata!

4 comentarios:

pab dijo...

Judas! Primero Dylan canta para el Papa y luego tu nos haces esto...

Yo nunca he ido de traje full-version (aunque por la corbata si que he pasado). Cuando la llevaba no podie enviar recordar los anuncios de El Corte Inglés/Emidio Tucci tios trajeados haciendo acrobacias.
Pero claro, con lo que cuesta esa ropita, como para ponerse a saltar tapias con ella...

Sus dijo...

Sí, sí, sí, pero... y cuándo se te enfría el sudor... eh?? Esa sensación de juntar el brazo contra el cuerpo y sentir un escalofrío recorriendo tu espalda.

La sisa, la sisa.

Un besooo!

PD: Esta noche LOSTing ;)

odiolitos dijo...

Hombre, me imagino que Dylan estará más acostumbrado que yo a que le llamen Judas, con eso de pasarse al rollito eléctrico y tal... lo del papa ya era un pecado menor.

Yo me avergüenzo de mi traición, pero si me vuelven a pagar como esta vez, lamento decir que me volverán a ver disfrazado de rabino.

Y bueno, qué decir de los placeres de la sisa sudorosa cuando llevas un par de mangas más de las que te corresponden... ¡Es genial!

Y tranquila, Sus, el monarro de Lost que llevas en el cuerpo no hará más que crecer cuando te acabes la segunda temporada, así que más te vale dosificarte...Ánimo

moonriver dijo...

Pues a mí me encantan los trajes o,mejor dicho,me encantan los chicos con traje. ¡Estáis tan monos! Y con corbata ya ni te cuento. Y con chaleco...
Eso sí, en verano mejor con vaqueros y camiseta,que luego viene el efecto Camacho y se os quita todo el sex-appeal.;)