10.26.2006

Oda al obispo de Boston

Llamaron a la puerta de John McCormack a eso de las 8 de la mañana. Corrió a abrir envuelto en una bata de seda natural que uno de los sacerdotes a su cargo le había regalado. En el porche, una cola de hombres y mujeres de todas las edades le esperaba. Algunos llevaban rastrillos, otros porras hechas con calcetines rellenos de perdigones. La mayoría de ellos sencillamente crujían los nudillos impacientes.

Habían venido a darle la paliza de su vida, uno a uno, por turnos. Todos los feligreses de Rochester, Hingham, Braintree, Newton y una decena de condados más en el estado de Boston. Todos los que habían visto cómo los curas acusados iban y venían de una parroquia a otra, acumulando causas pendientes y bulas papales. Todos los monaguillos creciditos.

De aquella no le libraba ni dios.

10.15.2006

Odio a U2

Ahora que a todos los modernetes les ha dado por comprarse pedales de delay y decir que U2 son leyendas vivientes, y algunos osan llevar camisetas con el jeto de Bono & cía. Ahora que ya no se puede decir que U2 son unos cansinazos. Ahora, ahora es el momento adecuado para odiar a U2.

Si al principio sólo iban del rollo "vamos a salvar a Irlanda", ahora el rollo ya es "vamos a salvar al mundo". Y si al principio Bono no se creía tanto lo de que era un cantante de pelotas, poco a poco fueron haciéndose más y más flipaos, y más mesiánicos. Basta ver la foto de la portada de "The Unforgettable Fire" para verles ese aire "Simón predicando en el desierto" Y la putada es que la gente se fue al desierto a escucharlos.

Y todos los cantantes pedían más eco en las voces, y los guitarras enchufaban un pedal de eco submarino a otro, hasta que aquello sonaba como las grabaciones de las ballenas. Las baterías sonaban a caja de ritmos. Los bajistas pensaban en qué disfraz se podían poner para que alguien se fijara en ellos, porque al verdad es que no se les oía un churro entre todo aquello. Sí, U2 hicieron mucho daño a la música de los 80 (si no estaba bastante malita ya...)

Luego en los 90, se pusieron irónicos, y Bono se disfrazaba de diablo con trajes de Gucci. Y al mismo tiempo se iba a predicarles a los chicos de la ONU, que ya no sabían dónde meterse. Claro, es que los 90 era la época descreída, pero también la de las ONG's y tal... Vamos, que había que renovar estilete. Y ahora todos llevaban ecos y distorsiones y movidas. Y cuando se acababan los 90, se tiraron a un cierto rollo medio-discotequero, por la moda esta de las raves y tal...

Y como a partir del 2000 ya eran banda legendaria, tocaba volver a las raíces. Sacaron un par de discos "potentes", más "punk" Y claro, a mí que no me cuenten que las raíces de U2 están en el punk cuando a finales de los 70 ya sonaban a estadio.

Y bueno, la principal virtud de U2 ha sido la de renovarse, usando lo que se estilaba en el momento, y hacer pensar a todo el mundo que estaban innovando, y que estaban a la vanguardia de algo, cuando en realidad iban a la cola. Que bueno, que mejor eso que ACDC, que son igual de pesaos en todos sus discos, pero se les veía un poco el plumero. Para mí son un grupo tipo Las Vegas: todo es de mentiras, pero hecho tan a lo grande que parece mejor que lo de verdad.

Y puede que lo peor que hayan hecho estos chicos haya sido Coldplay.¿Por qué no les acusaron de plagio al principio, y nos ahorraron tanta moñería mesiánica?¿Eh?

En fin, eso, que son unos pesaos, que los oye mi padre cuando se pone moderno, y que se pasan un poco agitando banderitas. Ya saben: los insultos van en la sección "comentarios"

10.02.2006

cherchez la femme (o "Yo también odio a Yoko, pero no es para tanto")

Literalmente, ésta expresión francesa quiere decir "busca a la mujer". Y lo que quiere decir es que siempre que haya un conflicto, crisis o cacao, encontraremos la raíz en una mujer.¡Toma ya, Angela Davis!

Y parece que esas barbaridades las tenemos superadas y tal, hasta que la peña empieza a hablar de los Beatles. O Nirvana. O Smashing Pumpkins. O Hole. O Robert Johnson, para el caso.

Porque tooodo el mundo sabe que los Beatles se separaron por culpa de Yoko Ono, ¿verdad? No fue porque ya llevaran 14 años juntos (contando Hamburgo y la malísima fotógrafa que se llevó a Pete Best) y estuvieran hasta la moña de verse las caras, y no quisieran irse de gira para no verse cada día. Ni porque Ringo, Paul y George ya hubieran estado en un tris de largarse. No: la culpa era de la japo esta, que le comía la cabeza a John. Porque John no tenía voluntad propia, y lo que decía Yoko iba a misa. Pues no sé, pero daba la sensación de que si algo tenía el mozo era una bocaza como un piano...

Y Kurt se mató por culpa de Courtney. No porque tuviera una adicción recurrente a la heroína, no. No porque estuviera hasta las mismas de lo que hacía en Nirvana, y quisiera hacer un disco con REM. O porque le diera miedo ser padre y toxicómano a la vez. No, era porque Courtney era muy mala y le trataba muy mal. Y porque Hole no habría ido a ningún sitio sin Kurt. Hole, el grupo que existía de antes que Nirvana y siguió después.

Ah, pero con Courtney hemos topado. La que (también) le sorbió el seso a Billy Corgan para que le escribiera la mitad de un disco, el Celebrity skin, que ha sido de lo peor que tuvieron. Porque Billy no tenía nada mejor que hacer, y no sabía decir que no. Billy Corgan, el que aterrorizaba a la prensa musical...

Y así, suma y sigue. Parece que los mitómanos no saben aceptar que sus ídolos puedan cagarla, y han de echarle la culpa a la primera que les pille a mano: a la hembra mala. Damas y caballeros, lo siento pero no lo trago. Ese razonamiento me parece neandertal, cegato y simplista. Y quien se lo trague es porque no sabe aceptar que un genio también la puede cagar: ahí está Einstein, que sentó las bases de la bomba atómica. ¿O es que le animó su señora, que les tenía manía a los japoneses?

Ah, y post-post: a mí Yoko Ono me sigue pareciendo un petardo, como artista y como música. Pero eso no quiere decir que tenga la culpa del hambre en el tercer mundo.