3.02.2007

Shangri-La

¡Qué ganas tengo de colarme en el super y la panadería!¡Y de ir con mucha prisa estando jubilado! Quiero jugar a la petanca en las mañanas soleadas, y quiero sentarme con mi perrito enano en un parque repleto de críos. Y mosquearme con ellos, y gritarles, y que me miren mal, y que me dé igual. Comentarle la jugada a mi perrito, y a la cajera bacala del consum. Y que la gente me mire raro mientras vuelvo a empezar la historia de la bici que casi me atropella esta mañana. Sentarme delante de la radio a escuchar la misa. Sentarme delante de la tele y creérmelo todo. Leer y olvidar lo leído.

Quiero mi Shangri- La. Y lo quiero ahora.

4 comentarios:

laura Malaga dijo...

uf, y si de paso llegas con tus dientes no hay mayor ¿felicidad?

Un gusto volver a leerte
Shaluditos..

Ike dijo...

Qué bueno.
Yo quiero tener pelo blanco de una puñetera vez, más elegante que estas cuatro canas mal puestas.

Ahora que la vejez ya no es un "Horizonte Lejano" me preocupa que la jubilación venga acompañada de una pensión, nada más, el resto, cuando se está más cerca del final que del principio es todo un cachondeo.

- SemiGabriella dijo...

Hay una banda vieja de mujeres que se llaman las Shangri-las. Es bonita su música. Eso lo puedes tener ahora. Tururu.

jota dijo...

Y si no puede ser Shangri-la...

Con una baja larga me conformo.