4.30.2007

Oda a Elliott Smith

Elliott Smith hacía música para tipos sensibles. Rara vez tocaba acompañado, y la mayoría de veces se dejaba el ampli en casa y tocaba en acústico. Y cantaba bajito, muy bajito sobre sus adicciones y miserias varias. Elliott Smith era lo que te podía gustar cuando ya todo el mundo estaba aburrido del acústico de Nirvana, pero tú querías más.

Para engordar la leyenda, Elliott también se suicidó cuando todo el mundo esperaba un disco nuevo, y también hubo debate sobre si lo había matado su novia, su manager o su perro. Y hay como ochocientos discos piratas con lo que podría haber sido su nuevo álbum.

Elliott Smith era a los 90 lo que Nick Drake a los70. El tipo que siempre miraba a otro lado en las fotos, y que se hacía coros a sí mismo. Al que nadie (yo incluido) descubrió hasta que ya estaba muerto y enterrado.

Y tiene 6 o 7 discos por ahí, a cual más bajonero y cantable que el anterior. Sin la altanería de un Jeff Buckley (y ojo, que este también era tremendo, pero un freak como yo no se podía identificar con un tío con tanta seguridad en sí mismo...) Sin ser ídolo de masas como Kurt Cobain. Sin letras tontarras- sensibleras como algunos cantautores, con tan mala folla como Hefner, pero en yanki.

Háganse con el Figure 8 y el Either/Or antes que sus hermanos mayores los descubran.

2 comentarios:

Biyu dijo...

Ya no sólo es que esté totalmente de acuerdo, es que... ¡conoces a Nick Drake!

Añado que XO tambien es un disco fabuloso.

pssicotropica dijo...

Pos me encanta Elliott Smith, y su Either-Or me pone los pelos de punta....y tb lo conoci cd ya no existia.



Bsino.