7.24.2007

Odio a los Beatles

¡Toooma ya!
Vamos a ver, que levante la mano toda la gente a la que le encantan los Beatles porque a sus papis les molan. Los que se han oido veinte veces todos los discos y caras B, y consideran que con eso ya tienen bastante cultura musical. Los que se compran los vinilos por un pastón, pero no se han pillado el último de los Shins, que no cuesta ni la mitad. Venga, venga, a ver, que no se diga... Los que se creen que los 60 los inventaron y coparon esta gente, y no han oído de los Kinks, los Byrds, los Small Faces, los Zombies, Beach Boys, Sonics, Shangri-Las, los Who, Hendrix, Dylan, Stooges, MC5, Sly and the Family Stone, Velvet Underground... Los que odian a los Stones porque leyeron en algún lado que era lo uno o lo otro.

Porque los discos están bien, las canciones son buenas... Pero los dos primeros discos están plagados de versiones. Y oye, tenían a un productor que valía su peso en oro, y más horas en el estudio por disco que Guns 'n' Roses llevan para grabar el Chinese Democracy (y ya es...) Y si los Zombies hubieran tenido la mitad de su pasta, serían leyenda. O los Stooges, o cualquiera de los que he mencionado antes.

Y no jodamos: no inventaron el chocolate. Tanta historia con que descubrieron el acople (WTF?) y tal... Pues a innovadores les ganaba la Velvet con Lou Reed amordazado. Y no hablemos de Dylan o Hendrix, que esos sí que se pasaban las convenciones del pop por el orcate... Y hacían conciertos.

Luego...¿cómo cojones pueden sacar un disco al año de los Beatles, un grupo del que sólo la mitad de gente sigue viva y que se separó hace casi 40 años? Pues lo hacen: remezclas, remasters, los Beatles tocados con zambomba... Acabas por aborrecerlos, la verdad.

Y luego, lees libros sobre ellos, y te das cuenta de que eran un poco capullos. Menos Ringo y George, que eran más o menos peña maja. Pero a ver, John: con más ego y ambición mesiánica que cinco Bonos. Letras majas y tal, pero algunos discos de la Plastic Ono band me dan dolor de muelas. Paul, que iba de arty y tal, de lo afligido que estaba por la muerte de su señora y tal...y se lía con una mujer veintitantos años más joven. Aaah, claro, Paul, claro... No hay que ser majo para ser un genio, vale. Pero tampoco eran TAN buenos. Cada cual en su sitio.

En fin, que sí, que las canciones molan, pero no son para tanto. Y que me revienta bastante la idolatría ciega de la gente.

¡Hale, afilen sus guadañas, cojan sus horcas y pasen por aquí!

10 comentarios:

iba andando dijo...

Yo creo que tu odio no es tanto para los Beatles, como para toda ese mogollón de gente "doctorada" en el mundo beatleano...
Yo creo que fueron muy grandes y que también ha habido grandísimos grupos y artistas de los Beatles a esta parte, de hecho casi todos los días descubres cosas buenas, pero lo que no entiendo es la tontería esa de profesar la única fe de los Beatles, como si nada hubiera pasado desde entonces...

empareja2 dijo...

Una vez un crítico musical (de aB, creo) dijo en una reseña algo así como "está más sobrevalorado que los Beatles (uy, lo que he dicho)".

Lo peor de Beatles, Rollings, Springsteen y compañía es que según los telediarios, periódicos gratuitos y demás fauna parece que sólo existen ellos, que sólo dan conciertos ellos, etc... ¡¡¡Señores, que hay 200.000 mil grupos en el globo que también valen la pena (y mucho más que los ejemplos nombrados)!!!

odiolitos dijo...

Exacto, ahí está el asunto. Que a mí no me disgustan por las canciones. Las canciones están bien. Pero hay un par de cosas más en el mundo, y empiezo a estar harto de la tabarra que nos dan con ellos, y de los entendidillos de música que sólo saben qué canción salió de cara B de From me to you. Bleergs.

BlitzKrieg dijo...

A mí lo que me mola es el tradicional dilema: Beatles-Stones (sí, debo de ser el único que no dice Rolling en España). Esa especie de derbi, balompédicamente hablando, que se ha querido trasladar desde hace casi medio siglo...

Vale que en su momento aquello tendría su razón de ser... pero ahora, por qué coño tengo que elegir uno de los dos? "Tú eres de los Stones o de los Beatles?" es más cutre que "Estudias o trabajas?"... Y si prefiero a Chuck Berry o a Buddy Holy? O si, por dios, prefiero a Dylan?!

Eso, sin entrar a valorar que hasta los entendidos que promueven esa dicotomía en pleno siglo XXI (como si ya no tuviéramos bastantes) se olvidan de la canción con la que se dieron a conocer los Stones: I wanna be your man, cedida por los Beatles, amigos... Menuda parida...

Pero bueno, para cerrar el ciclo fungolístico, lo que ocurre es que con los Beatles y los Stones pasa lo mismo que con el Barça y con el Madrid... Hasta los que no tienen ni idea de fútbol son de alguno de los dos...

- SemiGabriella dijo...

A mí como que si me gustan, pero pues qué puedo decir, no se casi nada de la historia de los Beatles, ni de sus discos ni nada. Tengo las canciones y las oigo y ya. Todo es más bonito y más simple así, ¿que no?

Por cierto, tambien tengo de todos (o casi) todos los otros, y exactamente igual, no se mucho de la historia o los discos. ¿Me hace neófita? No lo creo, la música es música y ya.

odiolitos dijo...

Tal cual, Gabriella querida. Todo eso te convierte en el tipo de fan de los Beatles al que todos los fans de los Beatles deberían admirar, en vez de cegarse con tontunas. ¡Molas!

Sus dijo...

No tengo canciones de los Beatles ni me molan. Hasta aquí todo lo que puedo aportar.

PD: Odiolitos, el msn me mandó saludos de tu parte. Yo te mando un beso por aquí! ;)

BlitzKrieg dijo...

Aclaración.

Cuando dije "Hasta los que no tienen ni idea de fútbol son de alguno de los dos" quise decir que hasta los que no les gusta ninguno de los dos, eligen a uno.

odiolitos dijo...

Claro, hombre, se entiende... bueno, al menos yo lo entendía así. Es que tomar partido es mucho más fácil cuando no tienes ni puta idea. Yo es que ya me he topado con demasiados integristas del flequillo y la rickenbaker.

En fin...

¡¡Hola Sus!!¿Qué tal el curro nuevo? ¡Otro para tí!

David dijo...

Los Beatles son el grupo más sobrevalorado de la historia y no molan ni sus canciones.
Creo que no los odiais tanto como decís.