8.21.2007

El suicidio social y tú, I

Expliquemos mi idea de suicidio social. Un suicidio social es cuando dices o haces algo tremendamente inapropiado para tu entorno social, haciendo que un montón de personas te borren de su móvil o peor aún, de su messenger.

Hay muchas maneras de suicidarse socialmente. Las hay más largas y más cortas. Las hay divertidas; otras dan pereza o grima. No es lo mismo ir con una camiseta de Nirvana a LeClub que hurgarse la nariz en una cena de gala.

Una de las más largas y dolorosas formas de suicidio social es jugar al rol. Como todo buen juagdor de rol sabe, sólo hace falta un par de cosas para jugar: tu imaginación, y tu virginidad. Algunos añadirán dados, libros, dibujos soft-core de chicas con espadas y miniaturas, pero en el fondo todo eso son añadidos para que tu lento y doloroso suicidio social sea más llevadero.

Una de las más cortas sería decir que te mola Ozzy Osbourne en el FIB. Fácil, veloz e indoloro: ya nadie te habla, y te has vuelto invisible. Podrías ponerte a cagar en la primera fila del concierto de Arctic Monkeys, que nadie te diría nada.

Uno puede cometer tantos suicidios sociales como grupos diferentes de personas conozca, y cada uno de ellos exigirá distintas tácticas. En posts por venir, estudiaremos el suicidio social en varias facetas de la vida.

O bueno, siempre puedes pasar de todo y comprarte dados de veinte caras. Con eso lo tienes todo solucionado.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Forma de suicidio social total y absoluto con tu jefe: "la verdad es que no he pensado dedicarme a la enseñanza SERIAMENTE". Dígase esto a tu jefe en la hora del almuerzo, con todos tus compis-opositores mirándote con cara de cabreo, UN AÑO DESPUÉS de empezar en su academia. Con lo que le resumes tu punto de vista hacia su mierda de academia y hacia su estilo de vida.

Esto no es suicidio social, es directamente ganarte todos los enemigos posibles... sabiendo que te queda una semana de curro para que empiecen las vacaciones (y tres para que le mandes a freír espárragos).

Abrazos Litos.

JM

Sam dijo...

"Los Arctic Monkeys son una puta castaña"
Yo he dicho esa frase delante de un grupo de modernetes.

el palaca dijo...

Pequeño filósofo de lo cotidiano: Como Paladín de nivel 19 en mis tiempos de universidad, he de comentarte que mi vida sexual de entonces era más que aceptable a pesar de mis 6 horitas diarias de AD&D y Aquelarre. Como muestra comentar que practicaba sexo frecuentemente con la que, posiblemente, fuera la tía más atractiva de mi colegio mayor a parte de otras diversas y variadas conquistas habituales en la vida universitaria. Tío, tienes más tópicos que la escuela nacional católica, aun así, eres grande sigue escribiendo.

Biyu dijo...

Con mis 27 años sigo jugando a rol los fines de semana despues de la resaca, al igual que mis amigos de toda la vida. ¡Defenderemos nuestro derecho a matar orcos a los 50 con uñas y dientes!

odiolitos dijo...

En cuanto les salga una protectora y se encadenenen a la puerta de las posadas y os saboteen las espadas mágicas, vas a ver la putada...
Y bueno, aunque me esté ganando un capón... Aunque haya excepciones que confirmen la regla, hacerte rolero no es la mejor manera de ser el popular de la clase, ¿verdad? Pero bueno, evitaré meterme con los roleros antes que alguien se enfade de verdad y empiecen a enviarme familiares-bomba y cosas así.

¡Abracetes!

El Anacoreta Urbano dijo...

La táctica Ozzy Osbourne ya comienza a ser suicidio social hasta entre los mismos metaleros. Aún resistimos unos pocos. No juego al rol, me juega dios en su partida (no sé si con resaca), pero también me suicido socialmente cuando lo defiendo... creo que, en definitiva, todo es un suicidio social, por eso vivo en mi particular estratosfera mental.