9.22.2007

El montón de tierra que vino de las estrellas

Ayer por la tarde apareció un montón de tierra en la puerta de mi casa. Un montón de tierra ENORME. Marrón, húmedo, uniforme y compacto. Como si a alguien se le hubiera caído una maceta tamaño familiar. El caso es que no había oído ningún camión a lo largo de la tarde. Ningún obrero trayendo tierra en su carretilla. Nada. El montón de tierra había llegado sin ruido a mi puerta, y parecía haber encontrado su hogar. Pasé rápido por su lado, no fuera a salir una horda de hormigas gigantes para anunciarme el fin de la humanidad, compré filipinos de chocolate blanco en el consum, y volví a encerrarme en casa. El montón de tierra vigilaba mis pasos.

Por la noche llovió, y el montón de tierra ni siquiera se dignó convertirse en barro. Sólo se mojó un poco por arriba, sin dignarse cambiar de forma ni textura. Ese montón de tierra que no debía existir resistía en mi portal. Llovió toda la noche, y cerré con llave. Mis gatas estaban agitadas por el olor de tierra mojada. Seres informes de colores indescriptibles poblaron mis sueños.

Me he levantado esta mañana con un regusto a alpargata en la boca bastante desagradable, y he corrido a la ventana. Un señor ruso barría la tierra de mi portal. Silbando. Canturreando en ruso. En un ratito, no quedaba más que una tímida manchita de barro marrón. El señor ruso se la llevó por delante con su escoba despeinada.

Desayuné Smacks. Me faltó el café, pero me daba cosilla ver el montoncito marrón en la cafetera.

4 comentarios:

biyu dijo...

Jajaja. Muy bueno.

PD.: ¡3 Lovecraftpuntos más!

odiolitos dijo...

Jeje, creo que es el primer post dedicado integramente que hago!! Pa que veas...

NItro dijo...

que llevo ya varias veces viniendo por aquí e intentando dejarte un comentario pero no se me ocurre nada, o estoy vago...

hoy me animo pa decirte que me gusta lo que he leido y que yo tambien tengo algunos odios (aunque veo que ya has superado esa fase jajajaja)

y hasta aqui

salud

odiolitos dijo...

¡Vaya por dios, a mí me pasaba lo mismo! Pasaba por tu blog, pero no tenía gran cosa que añadir... Así que ya está declarado: ¡molamos!

Y no te creas que lo he superado: es sólo que uno se aburre, y ya se me ocurrían más cosas sobre montones de tierra que odios nuevos, y me aburría...

En fin, eso. Un abrazo chillao.