9.19.2007

El perro del tercero B ladra, y la vieja del cuarto sube la tele hasta que toda la calle puede escucharla. El señor del primer piso se ha olvidado de cuando era director en una escuela fascista, y ensaya discursos sobre los pomelos frente al espejo del baño. Su mujer golpea la puerta. El nieto de la portera acaba de llegar borracho, y son las ocho de la tarde. La portera no se entera porque está muerta. Murió hace dos años. La vecina del cuarto se acuerda de ella porque tenía una frutería, y siempre pasaba a comprar arreglo para el cocido. El hombre del perro se queja de que la escalera entera huele siempre a cocido, y le pega un grito al perro. El perro del tercero ladra.
Y la chica del segundo derecha llora haciendo mucho ruido esuchando la música muy alta para no oír el relity show de la vieja del cuarto, y se arrastra al baño con los mocos colgando. En la tele del cuarto están follando, y eso no le gusta a la vieja del cuarto, así que quita la tele. El nieto de la portera que se tropieza con algo y se da en la cabeza con la caja de los fusibles, y de golpe se van las luces y se corta la música, y sólo se oye a la chica del segundo llorar a moco tendido y al perro aullando y al señor del primero declamando odas y y al tipo del tercero berreando por el cocido.
Al día siguiente se dan los buenos días bajando en el ascensor y se encuentran al nieto de la portera que ya no grita ni nada, con la cabeza abierta y las manos en ángulos imposibles.

P.D: En efecto, los blogs son el McDonalds de la literatura, pero el blog es mío, y hago con él lo que me rota.

1 comentario:

Biyu dijo...

Nah, la Editorial Planeta es el Mardonals de la literatura. Los blogs se parecen más a esos señores que van vendiendo kebabs y salchichas por la calle: potencialmente deliciosos y potencialmente letales pero siempre sospechosos. :P

No te hagas de menos, que la viñeta está muy bien. Y además ganas 7 Lovecraftpuntos por utilizar la chulísima expresión "ángulos imposibles". :D