1.29.2008

Los chimpancés dan asco

La jaula de los chimpancés estaba delante de la de los tigres. Y los chimpancés hacían lo que mejor sabían hacer: matarse a pajas y comer fruta.

Los pobres tigres, que aún pretendían mantener la compostura en aquel encierro, apartaban la mirada y rugían un poco. Ya era bastante estar allí y aguantar niños capullos y la carne fría que les traían cada tarde como para estar viendo cenas potenciales machacársela todo el día.

Pero miraran donde miraran, había un mono haciendo el guarro. Aquello daba asco. Su tasa de reproducción en cautividad se paró en seco. Siempre se dejaban la mitad de la comida. Andaban con los ojos cerrados, despacito, para no ver nada que les amargara el día.

Lo de andar a palpas es jodido cuando no tienes órganos manipulativos, y cada dos por tres venía el veterinario para curarle un chichón a algún pobre macho omega. Cada vez era más difícil distinguir al macho alfa, porque en aquella jaula nadie hacía más que comer con desgana y dormir cara a la pared.

Y los chimpancés, dale que te pego.

5 comentarios:

- SemiGab dijo...

Jajaja. Muy bonito.

Saludo!

ne dijo...

pobres tigres, en estos casos el suicidio o la eutanasia debería estar contemplado como única vía de supervivencia

elsenyor9 dijo...

Yo soy mas del "ligre".

En cuanto a los chimpancés... cada vez se une más el vínculo entre los humanos y ellos. ¿Acaso si estuvieras encerrado en una jaula, donde niños desdentados te lanzaran dia tras dia cacahuetes caducados y mohosos de la paraeta de la esquina del zoo, no pensarías que tu única via de escape son las drogas o las pajas?... y el camello queda lejos de los chimpancés...

Siempre nos quedará la llama que llama, el chivo que chiva, la pava que pavea, el cocodrilo que dandy...y el chimpancé que se pajea

litos eres bloody marvellous

moonriver dijo...

Nunca me gustaron los chimpancés.Los tigres parecen más inteligentes y,desde luego,mucho más dignos.Así que lo de que el hombre desciende del mono dice poco en nuestro favor.

odiolitos dijo...

Ya, SemiGab querida, es un relato bonito, bonito... A mí me saltaban las lágrimas mientras lo escribía. Me alegro que haya tocado también tu corazón.

Hombre, el suicidio no es una vía de supervivencia per se.. ¿no? Convengo en que es la única salida digna cuando lo que te comerías de cena sólo hace cochinadas delante tuyo.

¡El cocodrilo que dandy! Grande, grande... Sí, supongo que los cacahuetes rancios inducen a una vida entregada al pecado de Onán. Es una vida aburrida, pero oye, también están los Sudokus, ¿no? Vamos, digo yo... Que eso lo ven los niños, ¡¡y luego se quedan ciegos en sus casas!! Y por supuesto, todos somos de ligre. Gracias por sus halagos, Senyor9. Viniendo de una figura mundial como usted, valen el doble. Lo menos.

Y tanto Moonriver como el Senyor9 han tocado el nervio: ¿nosotros descendemos de esa panda de degenerados? Pues qué mal plan. Me inclino por seguir la teoría de la Iglesia del Spaghetti Volador, que al menos es divertida. Visiten su altar en www.venganza.org, y conviértanse ¡YA!